Innova Administración en capacitación a personal

*Martín José José, instructor especializado en Tecnologías de la Información, desarrolla un software para capacitaciones virtuales

 

Por Comunicado

 

Oaxaca de Juárez, Oax., 29 de junio de 2020.- Desde hace 10 años, Martín José José es capacitador en la Unidad de Desarrollo Profesional de la Secretaría de Administración, aportando sus conocimientos para mejorar las habilidades tecnológicas de servidoras y servidores públicos del Gobierno del Estado.

Entre códigos, sistemas operativos y lenguajes de programación, Martín busca contribuir al crecimiento profesional de sus compañeras y compañeros. Con mucho ánimo  diseña esquemas que faciliten el uso de herramientas tecnológicas, necesarias para el trabajo eficiente de las instituciones.

La contingencia sanitaria provocada por el COVID 19 obligó a Martín –como al resto de sus compañeros– a replantearse estrategias para alcanzar las metas de capacitación impulsadas por el secretario Germán Espinosa Santibáñez.

Junto a sus compañeras y compañeros buscaron plataformas digitales que permitieron dar continuidad a las necesidades de capacitación a distancia; sin embargo, decidieron ir más allá, creando un proyecto de software que permita interactuar y capacitarse de forma virtual.

Martín pasaba varias horas al día haciendo pruebas desde su computadora para encontrar el sistema y las herramientas adecuadas de este plan que, con la colaboración de sus compañeros, compañeras y superiores, se consolidará como un esquema interactivo y de sesiones dinámicas.

“Nuestra preocupación es seguir ofreciendo enseñanza de forma efectiva y funcional, así que diseñamos este programa digital para llegar a las y los servidores públicos como si estuvieramos frente a ellos. Hemos trabajado mucho para innovar y ponernos a la vanguardia en materia de capacitación”, aseguró.

Además de ser capacitador de la Secretaría de Administración, Martín José José es docente universitario. Esta faceta de su desarrollo profesional representó un reto mucho mayor durante el confinamiento, pues tuvo que ampliar sus capacidades para seguir apoyando el aprendizaje del alumnado.

“Tuve jornadas de hasta 10 horas vaciando información, buscando estrategias y metodologias para poner transmitir a las y los alumnos los conocimientos de forma útil, para lograr comunicarnos y continuar el proceso pedagógico”, señala.

En casa la dinámica también se intensificó, asegura. Con dos niñas en edad escolar fue necesario reorganizarse para apoyar a sus hijas en sus tareas con sus clases virtuales y coordinarse para realizar las actividades domésticas.

Aunque considera que no es momento de bajar la guardia, Martín está abierto a seguir adelante, adaptándose a las nuevas circunstancias y asumiendo retos, siempre acompañado de sus seres queridos, pues está convencido que la familia es el impulso para superar cualquier adversidad.

Leave a Comment