Parte de nuestra identidad es celebrar y honrar a los difuntos: Gerardo Méndez

  • Señala, el integrante y fundador de la comparsa del Bajío.

Por comunicado

Colonia El Bajío, Oax., “Honrar a un familiar, un amigo, conocido o a cualquiera de nuestros fieles difuntos, es algo que nace en el corazón, algo natural de todo persona que a través de sus sentimientos, con respeto a sus seres queridos y en su memoria, recuerda en estas festividad de “Todos Santos”, “Fieles difuntos” ó “Día de Muertos”, a los mismos”, señaló Gerardo Méndez.

Así, creo,  somos la gran mayoría de oaxaqueñas y oaxaqueños que concebimos a través de comparsas, nuestra expresión artística, cultural y social emanada de una tradición en estos días en  cuyos campos agrícolas es manifiesta una gran cantidad de flores comúnmente conocidas como “Flor de Cempasúchitl”, “Cresta de Gallo” o “Borla” así como la especie originaria “Flor de Muerto” y el “Acahual”, entre otros.

Integrante y fundador de la Comparsa “El Bajío”, de esta populosa colonia, ubicada a escasos 10 minutos de la capital del Estado de Oaxaca, Gerardo Méndez, observa orgullosamente parte del “altar” que han plasmado a través de un grafitti o pintura libre, en una pared de una casa habitación en la esquina que conforma las calles de Lago de Texcoco número 100 esquina con calle Laguna Salada, en dónde desde hace más de doce años han dejado de manifiesto también su respeto con su tradicional “Comparsa” así como con una oración y veladoras por el eterno descanso de quienes ya no están presentes.

“Sí, es una celebración vistosa, alegre, cordial, en la cual participan, sin distinción alguna, personas de todas las edades; es una gran algarabía popular manifiesta en la que tienen cabida propios y extraños porque hacemos de nuestra tradición una festividad y para ello nos preparamos hasta con tres meses de antelación para representar una comparsa con el motivo de “Todos Santos”, señala.

Sin embargo, acota, por segundo año consecutivo, derivado de la actual contingencia sanitaria por el Covid-19, no realizaremos la misma para evitar cualquier riesgo en la población en general así como de los participantes, familiares y amigos.

Coincidimos en la disposición oficial de las autoridades sanitarias y gubernamentales porque debemos anteponer la salud a todo acto que trastoque y vulnere la integridad física y sanitaria de nuestros vecinos y visitantes en estos tiempos de pandemia.

“Desde el año 2011 empezamos a conjuntar un grupo de jóvenes de esta Colonia para llevar a cabo un homenaje a nuestros fieles difuntos como parte de una tradición que se celebra en diversos barrios de la capital oaxaqueña. Empezamos con nuestro proyecto y hoy ya es una tradición en nuestro sector habitacional. Se le conoce –ataja-, como la “Comparsa de Muertos de la Colonia El Bajío”.

Hace dos años, precisamente, teníamos planeado celebrar con todos nuestros vecinos el décimo aniversario, lamentablemente, por la crisis sanitaria no se pudo llevar a cabo, pero confiamos en que con la concientización de todos y guardando las precauciones necesarias, el próximo año podamos realizarla.

Años anteriores hemos contado con el apoyo de Pedro y Carlos Luna Hernández, Gabriel Hernández, Enrique Suárez Zúñiga y su servidor, quienes empezamos a coordinar este proyecto, lo presentamos a nuestros vecinos y poco a poco se fueron integrando otras personas más, todos hemos invertido no solamente tiempo para prepararnos para presentar ante la opinión pública, vecinos, propios y extraños una obra teatral como es la “Comparsa”, además hemos aportado recursos económicos que sin duda alguna, no es fácil sobre todo en situaciones económicas adversas.

Llevamos una tradición a costa de sacrificios, pero esta vez, reconoce, tuvimos un acercamiento y contamos con apoyo para nuestro mural o grafitti del ciudadano Juan Carlos García Márquez, que ha dispuesto su compromiso de trabajo permanente para no solamente contribuir en este tipo de festividades culturales, sino más aún, estar cercano a las necesidades de quienes aspiran y están ávidos de conjuntar acciones para una mejor sociedad. Hay personas que sin pedirlo, se han acercado a nosotros, eso, sin duda, nos alienta y compromete a trabajar a partir de nuestro compromiso personal.

Por segundo año consecutivo, no tendremos nuestra comparsa, retoma, pero sí algo muy simbólico que es nuestro mural que año con año se ha realizado en recuerdo a nuestros difuntos.

Para este evento contamos con la organización y participación de los actores, quienes se caracterizan para tal fin, la contratación de la banda de música, el pago del escenario, la publicidad, los juegos pirotécnicos, la alimentación y demás. Todo sin distinción de edad menos aún de géneros, porque todos estamos inmersos en una respetuosa celebración en memoria de nuestros fieles difuntos y con ello pretendemos que esta celebración perdure inculcando entre los pequeños este tipo de eventos.

La actual pandemia sanitaria, nos ha afectado, no hay duda, pero la gran mayoría de oaxaqueños, mexicanos y connacionales tenemos la capacidad en cualquier crisis o situación adversa la convicción de salir adelante, somos una sociedad solidaria, fuerte y comprometida.

Pedro Luna Hernández, también integrante, quien en diversas ocasiones se ha caracterizado como “Diablo”, “Muerte”, “Enfermera”, “Monaguillo”, también ha dejado su aporte en esta celebración. Aquí, señala, conforme al programa de la comparsa, participan la viuda, el muerto, el doctor, el brujo, el caporal, el diablo, la muerte, el cura, el monaguillo, los abuelitos, las hijas y las hermanas de la viuda y un sinnúmero de actores que van entre los 25 y 30 personajes.

Aquí concurren vecinos y habitantes de las colonias “Víctor Bravo Ahuja”, “Guelatao”, “López Portillo”, “Aquiles Serdán” e “Ixcotel”, estimamos que año tras año han asistido unas mil 500 personas a esta comparsa, misma que inicia a las 8 de la noche con la tradicional rifa de obsequios que aportan diversos ciudadanos y patrocinadores.

Posteriormente, se lleva a cabo la presentación de disfraces, seguidamente la obra de teatro, en la cual se preparan con tres meses y, los trajes, con unos seis meses. Después de la obra sigue el tradicional recorrido para el “cumplimiento”, que es una ofrenda de vecinos y  sus alrededores quienes apoyan con alimentos y bebidas para todos los participantes y concluye este recorrido en donde inició la Calenda, acompañada en todo momento de la banda de música.

Penosamente, con un cejo de tristeza pero de responsabilidad acotan: “Nos entristece la suspensión por segundo año, pero debemos ser responsables, desde nuestros hogares vamos a celebrar a nuestros familiares y amigos como Armando “Panchito” Santiago, quien en años anteriores participó lo mismo en la calenda, lanzando los tradicionales cohetes, en la organización y el recorrido.

Su hermano, Alex Santiago, año tras año nos ha apoyado con la idea y realización de nuestro mural conmemorativo a nuestra comparsa. “Todos Santos, es una conmemoración luctuosa, pero también de algarabía por el recuerdo siempre grato de nuestros difuntos, en la que los oaxaqueños de manera muy particular celebramos y honramos a nuestros seres queridos, es parte de nuestra identidad, recordarles como lo que fueron y son para nosotros y esta es su fiesta como de las personas que les recordamos y estamos con vida”, concluyó. (Joel JAVIER)

 

Leave a Comment