Autoridades municipales exigen reconstrucción a edificios dañados por los sismos del 2017

Héctor F. Villanueva/Foto: Alfredo Juárez

 

Autoridades municipales integrantes de los Comités de Comedores y Albergues Escolares de Oaxaca, se manifestaron este martes a las puertas del Instituto Nacional de Pueblos Indígenas (INPI), para exigir al gobierno federal la reconstrucción de os edificios dañados por los sismos del mes de septiembre de 2017.

Los manifestantes, quienes también exigieron el incremento del presupuesto para la alimentación de los alumnos, señalaron que no se ha dado atención a los edificios que se dañaron a consecuencia de los sismos registrados en el mes de septiembre de 2017, lo que representa un peligro tanto para los alumnos como para quienes prestan sus servicios en esos lugares.

Del mismo modo pidieron la renovación de los edificios de los albergues escolares, ya que de acuerdo a la ley y después de treinta años de vigencia deben ser renovadas todas las estructuras de los edificios de las escuelas albergues, ya que hay comunidades en las que los edificios tienen más de 40 o 50 años y se encuentran en pésimas condiciones.

Apoyados por maestros de nivel de Educación Indígena de la Sección XXII del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), indicaron que es necesario que se atiendan esas necesidades, al tiempo en que denunciaron el recorte que sufrieron estos albergues para alimentación, cuando el gobierno federal ha manifestado como prioritaria la atención a las comunidades indígenas.

Apuntaron que esperarían una respuesta por parte de los representantes de esta dependencia en Oaxaca, pero de no ser así se trasladarán a la Ciudad de México, a fin de plantear sus necesidades ante la federación.

Cabe destacar que hasta el momento no se tienen contabilizados el número de edificios afectados por los sismos de 2017, aunque refirieron que la cifra rebasa a más de 80 albergues escolares por lo que se requiere de una urgente atención para la seguridad de los niños.

Finalmente que las zonas más afectadas se encuentra en la Mixteca, Istmo, Tuxtepec y parte de  la Sierra, afectando a más de cinco mil niños, por lo que se requiere mejorar la atención a los niños.

Leave a Comment