El Patíbulo

??????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????

Por Alberto Unda

Lamentable pero cierto, por incumplimiento en pagos: Oaxaca está en buró de crédito

La semana que concluye el gobernador Alejandro Murat Hinojosa, vivió seguramente, momentos de claros y oscuros contrastes.Por un lado, firmó con el director general del IMSS, Mikel Arriola, un importante acuerdo para concretar la compra consolidada de medicamentos para el sistema IMSS en Oaxaca.

Con este esquema de operación, el gobierno de Murat Hinojosa, tendrá un ahorro inicial de 400 millones de pesos y algo muy relevante: se dará transparencia a la adquisición de medicinas y de paso permitirá que un hospital que ha permanecido abandonado en Tlaxiaco, sea absorbido y puesto en operación, por el IMSS, para dar servicio médico a la región.

Otro efecto positivo que se alcanza con la firma de ese convenio, es que se busca terminar con el negocio redondo que los distintos directores del Seguro Popular, venían realizando a costillas de la salud y vida de cientos de enfermos, muchos de los cuales perdieron la vida, porque sencillamente, el sistema financiero del Seguro Popular” fue reiterada y burdamente saqueado.

Esta buena noticia opacó el ánimo del mandatario oaxaqueño, quien, al solicitar un préstamo al Banco Mundial, para emprender una serie de acciones en favor del pueblo oaxaqueño, obtuvo como respuesta un rotundo NO.

Los altos ejecutivos de órgano internacional de financiamiento basaron su negativa en la frialdad de los números: “Al gobierno de Oaxaca, no se le puede otorgar ningún préstamo, por la sencilla razón de que la entidad, está en BURO de CRÉDITO, gracias a una serie de pagos que, en su momento, el saliente gobierno de Gabino Cué, dejo de cumplir.

Con tan inquietante y abrumadora noticia, el gobernador, tuvo que admitir públicamente lo que prudentemente apenas había ya mencionado: la administración pública en Oaxaca, está en bancarrota.

Lo irónico del caso es que uno de los más altos ejecutivos de uno de los bancos que más exigió los créditos pendientes, y que maniobró para colocar al estado en esta difícil tesitura, se llama, Gerardo Cajiga Estrada, quien presta sus servicios al Grupo Interacciones.

Gerardo, fue durante los primeros años de gobierno de Gabino Cué Monteagudo, secretario de Finanzas del gobierno del estado, y a la postre verdugo del gobierno oaxaqueño.

Según trascendió, varios despachos que se dedican a la consultoría y atención financiera, en este tipo de casos, todos a cuál más de reconocido prestigio y seriedad en sus resultados, ofrecieron sus servicios al gobierno estatal.

Hasta el momento, la asesoría y actuación de lleno de dichas firmas, está también en veremos: porque los honorarios de estos despachos, por lo especializado del caso, son elevados, y el gobierno, no tiene dinero, para cubrirlos.

En otro orden de ideas hay que mencionar que el gobernador Murat, le pidió al Presidente de la República, su apoyo para cambiar un paquete de delegados federales, entre los que se incluyen, SCT, la CDI, Sagarpa, Semarnat, Profeco, la Comisión Nacional de Ciencia y Tecnología, Prospera, y de las Secretaría de Economía y Trabajo y Previsión Social.

Por supuesto, se entiende que Murat, le pidió a Peña Nieto, que los relevos, sean administradores y/o políticos identificados con su proyecto de gobierno por la grandeza de Oaxaca, de modo tal que caminen todos por una misma ruta, sin dispersar esfuerzos, para no truncar los planes que el gobernador, tiene trazados.

Hasta que medio se fajó el señor Peña Nieto ante el fantoche Trump

Aunque tardíamente como es su mala costumbre, el señor Peña Nieto, medio atinó a anunciar que de plano no asistiría a la reunión con Donald Trump, porque el mexicano, medio entendió que no se puede invitar a un homologo a un encuentro entre dos países, y acto seguido sacarle la lengua y burlarse de él y hasta amenazarlo.

Muy pocos entienden porque antes de reunirse por ejemplo con el Primer Ministro de Canadá, o los presidentes de Francia, Alemania, o Rusia, el orate Donald Trump, escogió para su primera reunión oficial con un jefe de gobierno, al maltrecho y casi invisible, Enrique Peña Nieto.

Justo cuando los bonos, la impopularidad del priista, lo siguen arrollando por su absurdo empecinamiento de aumentar la gasolina, el gas, la luz, y con ello disparar la inflación a niveles no vistos desde hace casi veinte años y una dramática caída del peso ante el dólar, el gringo anunció que recibiría en La Casa Blanca, en Washington DC, a Enrique Peña Nieto.

Varios en el sector oficial y los panegiristas consentidos del gobierno, echaron las campas al vuelo, queriéndonos hacer creer que esta reunión era ya el primer logro importante del aprendiz de canciller, Luis Videragay Caso.

De haberse realizado el encuentro, hubiera sido interpretado como un paso vital en aspiraciones presidenciales del ex titular de Hacienda, quien de lo único que puede presumir es que según él, se lleva de a cuartos con un yerno del maniático Donald.

Pero como del plato a la boca, se caen aspiraciones, Peña Nieto, pareció entender que Trump, lo invitaba a La Casa Blanca, nomás pa´ comprometerlo a pagar la construcción del muro, que el estadounidense, ya ordenó que se empiece a levantar.

En medio de tanto embrollo, queda claro que en el gobierno mexicano no entienden que no entienden al consistente y provocador Donald Trump. Desde que vino a la Ciudad de México, en plena campaña electoral en una maniobra fraguada por el entonces titular de la Secretaria de Hacienda y Crédito Púbico, Luis Videragay, Trump, uso a nuestro país, prácticamente como piñata electoral, pues Peña Nieto, le dio trato de Jefe de Estado, no de candidato, el hoy presidente de EUA, le tomó la medida a Peña y su equipo.

Porque el día que Trump firmó la orden para construir el muro, de Los Pinos salió apenas una deslucida y tímida postura: “estamos viendo si cancelamos la reunión”.

Tuvo el señor Peña Nieto, la oportunidad de plantarse en firme la noche del miércoles anunciando que no iría a Washington… y no lo hizo. Después de mucho pensarlo, como si actuar con la dignidad que debe tener un jefe de Estado y de Gobierno, debiera ser por episodios, finalmente Peña Nieto, se atrevió a dejar de lado sus temores, y dijo lo que miles de mexicanos, querían oír de su presidente: “No vamos a asistir a la reunión que teníamos programada para el 30 de enero”.

La postura fue de inmediato respaldada por los dirigentes y líderes de las más diversas instituciones, sectores, empresarios, sindicalistas, legisladores a nivel federal estatales, la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago) vaya hasta Andrés Manuel López Obrador, anunció que respaldaba a Peña Nieto, quien ahora esta con la enorme responsabilidad de aprovechar este apoyo, para actuar verdaderamente como representante oficial de una nación.

Los especialistas financieros, administrativos, exportadores e importadores, los dueños de la banca, tienen entre todos, posturas y señalamientos claros y precisos, para enfrentar el nuevo escenario que plantea la llegada de un nefasto y peligroso como Trump al gobierno de EUA.

Especialistas en el tema de relaciones internacionales, recuerdan que no es ésta la primera gran crisis entre la relación México-Estados Unidos, sin embargo en momentos difíciles como el presente, nuestro país, ha sabido estar a la altura de las circunstancias.

Ojalá le alcance el tiempo y las fuerzas al menguado y timorato, Enrique Peña Nieto, de quien casi proféticamente AMLO, dijo hace algunos años: “Este priista que es más de lo mismo, nos está llevando al Despeñadero”.

Trump por su lado ha sido muy sincero: amenaza que lanza, amenaza que cumple.

Hernández Fraguas con un doble y perverso juego

Por encima de la natural incapacidad mostrada por el actual presidente José Antonio Hernández Fraguas, para llevar la administración municipal de la capital, donde no ha podido, por lo menos integrar la nómina de los trabajadores de confianza del municipio, de paso se advierte que el alcalde anda más ocupado en otras cosas, que para él sí son importantes, como sentir por ejemplo que queda bien siguiendo al gobernador Alejandro Murat Hinojosa a todos lados, aunque ni siquiera sea invitado.

Pero siempre hay un pero, porque aunque en público se desvive por llamar la atención del gobernador y por hacer creer a todo mundo que es amigo cercano del primer priista del estado, muchos recuerdan que Hernández Fraguas, no apoyó a Alejandro Murat, por el contrario, publicó, sendas cartas, donde “jurídicamente”, JAHF, documentaba, porque AMH, estaba impedido para ser el candidato del PRI a la gubernatura del estado, y aseguraba llanamente que Alejandro Murat, era “inelegible”.

A pesar de que el mandatario, le dio oportunidad y lo subió nuevamente al carro de la Revolución, lo dejó ser candidato a la presidencia municipal, Hernández Fraguas, sigue sin despegarse del grupo que había conformado junto con el titular de Liconsa, Héctor Pablo Ramírez Puga Leyva, para apoyar al senador de chiripa, Eviel Pérez Magaña.

Ya comentamos que lo primero que hizo Hernández Fraguas al llegar a la presidencia fue correr a muchos trabajadores y colaboradores del ayuntamiento que con empeño y esfuerzo, utilizaron su tiempo libre para dedicarse de lleno a apoyar la campaña política de Alejandro Murat.

No conforme con ello, ahora el alcalde se ha dedicado a colocar en cargos de primer nivel a personajes, cercanos tanto a nivel personal como familiar, del Subsecretario de Sedesol, Eviel Pérez Magaña.

Muestra de lo anterior es que José Antonio Hernández Fraguas, designó como Consejero Jurídico del ayuntamiento a Juan José Meixuiero, quien compadre de Pérez Magaña, Juan José es otro de los que le jugaron ruda y abiertamente las contras al ahora gobernador.

En la dirección general de Relaciones Públicas, JAHF designó a Libia Cortés, persona apegada al frustrado aspirante EPM y muy cercana a Ulises Ruiz Ortiz. Otra cercana a Eviel, Paola Rendón, es comadre de Pérez Magaña, y ocupa también importante plaza en la administración municipal.

Por si todo eso fuera poco, José Antonio Hernández Fraguas, ha encargado el delicado manejo de las finanzas municipales, al mismo equipo que provocó el quebranto financiero al entonces gobernador, Gabino Cué Monteagudo.

Ese equipo que Hernández Fraguas ha presentado como “de verdadero lujo”, es encabezado por su tesorero Jorge Carbonell, que ocupo diversas carteras en el equipo gabinista, a quien algunos toman como genio de la administración, pero de quien ahora sabemos, su nivel sobresaliente, era pura faramalla, porque de acuerdo a los datos duros, la administración estatal quedó en bancarrota.

Ante esta situación de la manera de administrar lo municipal, surge la pregunta sobre ¿a qué juega Hernández Fraguas?, pensara que jugando en doble pista, en realidad ¿se le abre la posibilidad de construir su viejo anhelo de ser el próximo candidato al senado? Tan solo es pregunta.

El licenciado Lechita arremete duramente contra quien fue su fiel escudero

Vaya modo de pagar favores y complicidades del jefe del clan de la “mano caída” el “licenciado lechita”, pues resulta que un colectivo de hombres y mujeres dedicados a conseguir apoyos con recursos públicos para realizar obra social, leyó con asombro y nos hizo saber lo siguiente:

Hace unos días, en un periodo local, la Hpona, hizo publicar una foto Marco Hernández Cuevas, quien en su momento lo ayudo a construir la poca base social que tiene, Héctor Pablo Ramírez Puga.

Marco Hernández Cuevas, aparece en una foto que tiene por lo menos dos años de antigüedad, se entiende entonces –consideran los del colectivo social- que es una afrenta con el fin de exhibir a quien fue tan pero tan cercano del Héctor Pablo, con lo que el funcionario desafía abiertamente al ex diputado local y ex funcionario de Liconsa.

Es un arma de doble filo, porque si hay alguien que sabe las trapacerías, y movidas chuecas, incluyendo sus movidas íntimas, es precisamente Marco Hernández Cuevas.

El exdiputado local y ex funcionario de Liconsa, se ha pasado de fiel, e institucional porque otro ciudadano, con menos de lo que sabe y de lo ahora le hace Ramírez Puga, ya le hubiera quitado la cobija, para mostrar tal cual es y de qué pie cojea el titular de la empresa paraestatal.

Tal fue el sentido del comentario que nuestros colaboradores espontáneos, nos hicieron llegar a nuestras cuentas de correo y twiter, cumplimos con pasárselos al costo.

Leave a Comment