El Patíbulo

CARLOS MORENO

Por Alberto Unda

El extitular de la Sevitra, Carlos Moreno Alcántara, también es investigado

Aparentemente anda por ahí muy quitado de la pena, sigue asistiendo a torneos de básquet boll que es una de sus aficiones más conocidas, le encanta organizar o participar en torneos que se realizan en la zona de la sierra norte del estado, de donde es originario, pero quienes saben, dicen que muy pronto se le borrara la sonrisa del rostro, porque por las irregularidades cometidas cuando estuvo al frente de la Secretaría de Vialidad y Tránsito, (Sevitra), no tarda en irle a hacerle compañía en el penal de Ixcotel a tres ex secretarios.

Adivinaron hablamos del panista Carlos Moreno Alcántara, popularmente conocido como “El Libretón”, quien aún haber estado durante muy corto tiempo a cargo de la Sevitra, -caber recordar que durante la administración de Gabino Cué, el exgobernador tuvo a tres titulares en esa dependencia- sacó muy buena tajada, vendiendo y hasta malbaratando la entrega de placas para vehículos de alquiler: taxis, mototaxis, colectivos, camiones de carga, y volteo, hasta motocicletas.

Hasta hace muy poco, para donde uno volteara, se encontraba con una horripilante ola de color amarillo-huevo, por los cientos y cientos de taxis, pintados de ese tono, por capricho de José Antonio Estefan Garfias, quien, como titular de la Sevitra, y ya como integrante de las filas del PRD, buscó inútilmente enviar un mensaje subliminal, para que las y los oaxaqueños, votaran por él y pudiera hacer realidad su enfermizo sueño de ser gobernador del estado.

Estefan Garfias, no contó con el voto ciudadano, se regresó con cajas destempladas a su cómoda curul en la Cámara de Diputados, pero dejó la ola de taxis pintados todos de amarillo-huevo.

De pronto, empezaron a circular, cientos de taxis de otro color emblemático: el del Partido Acción Nacional, azul y blanco, el autor de ese nuevo atentado cromático fue como se habrán imaginado: Carlos Moreno Alcántara, ex diputado local y exdirigente del PAN en la entidad y que además de vender ilícitamente unas 800 concesiones de autos de alquiler, todavía hizo su capricho, de enviar otro mensaje subliminal, para ver si alguien vota por su partido el próximo año.

En realidad, eso de los colores, es lo de menos, frente al negocio multimillonario, que le significó al Libretón, una famosa “venta nocturna” de placas o concesiones para transporte de alquiler, que faltando de hecho pocas horas para que se terminara el negocio, perdón el cargo de titular de la Sevitra, realizó el deshonesto ex funcionario.

Moreno Alcántara de profesión abogado, utilizó cualquier tipo de argucia para violar la ley y pasó por alto, los requisitos mínimos establecidos para que una persona, tenga derecho a contar con un juego de placas para brindar el servicio de transporte público.

El panista vio la oportunidad de hacer negocio y ladino como es, no la desperdicio, se calcula que ilegalmente “concesionó” a trasmano unos 800 juegos de placas para taxis.

Porque no fue solo la “venta nocturna”, sino durante varios meses, aprovechando que muchos andaban distraídos con el proceso electoral del 2016, Moreno Alcántara, se dedicó en cuerpo y alma a encontrar la forma de vender concesiones, aunque quienes las pudieran comprar, nada tuvieran que ver con el gremio del taxismo.

Con ello, Moreno Alcántara quien debutó de lleno en política al formar parte de la legislatura que presidió, Bulmaro Rito Salinas, quien por cierto pasó varios meses calentando tabique en la penitenciaría de Ixcotel, por una fallida acusación de un ridículo desvío de recursos cuando en el gobierno de Ulises Ruiz, fue el titular de Coplade, cuando muchos empleados y exfuncionarios saben que Bulmaro, se apropió de tanto dinero público, mediante el cual se convirtió en acaudalado potentado, cuando hace unas tres décadas, no tenía para comerse una torta.

Pues Carlos Moreno Alcántara quien siguió al pie de la letra las enseñanzas de su maestro Rito Salinas, aprovechó su corto paso por la administración, para hacerse de varios millones de pesos, aunque con su acción haya dejado en un caos, la situación del transporte concesionado en las 8 regiones del estado.

Pero no tarda que a Moreno Alcántara, muy afecto a ir a misa y confesarse, además de darse golpes de pecho, se le aparezca el diablo y deba enfrentar los cargos y cargos que se le han ido acumulando, por su ilegal actuación como ex titular de la Secretaría de Vialidad y Transporte.

En lugar de dedicarse de lleno al tema de la reconstrucción, Enrique Peña Nieto, sigue empeñado en hacer negocios como los de la ZEE

Esta semana, Enrique Peña Nieto, con todo el boato que acostumbra, para anunciar lo que según él forma parte de sus reformas estructurales, “Para Mover a México”, firmó en Tapachula, Chiapas, el decreto para el inicio de operaciones de las primeras tres zonas económicas especiales: Tapachula, Coatzacoalcos y Lázaro Cárdenas, que se hará a partir de un esquema de incentivos fiscales para captar inversiones extranjeras y nacionales en la región Sur- sureste del país.

La finalidad es revertir el desarrollo desigual de esta región respecto al ritmo de crecimiento del centro y el norte, aseguró. Hubo quienes preguntaron inmediatamente ¿y dónde quedó Oaxaca?, porque desde el inicio del proyecto de Zonas Económicas Especiales (ZEE), hace casi un año, el señor Peña Nieto, había incluido a nuestra entidad.

Pero resulta que el mayor sismo de los últimos 100 ocurrido el jueves 7 de septiembre, devastó la zona del Istmo de Tehuantepec, cuya estratégica franja, parecía un lugar ideal para la conexión entre dos océanos y para establecer la infraestructura requerida para este tipo de proyectos.

Además de los temblores que, desde esa negra medianoche, ha asolado la región istmeña, una inusual temporada de lluvias, afecta la zona, haciendo más difícil vivir ahí.

Quizás por ello, Peña Nieto, de momento dejó fuera a Oaxaca de la ZEE, que más que querer pasar a nivel de primer mundo, con las visionarias estrategias del mexiquense, por ahora su mayor aspiración es poder dormir con algo de tranquilidad, por los embates de la naturaleza, que no los dejan en paz o implacables aguaceros, que no dan tregua.

Antes que estar en una zona especial de desarrollo, los que los istmeños, anhelan es rescatar y salvar sus exiguas pertenencias, hoy llenas de tierra y escombros, y encontrar un lugar más o menos seguro, donde poder sobrevivir.

Frente a este desolador panorama, surge también la duda sobre qué estará pensando Peña Nieto, cuando en lugar de aumentar las acciones de reconstrucción de más de una cuarentena de municipios afectados en el Istmo, sigue adelante con sus “visionarios proyectos” los cuales parece no tiene intención de desviar de sus planes originales de seguir haciendo negocios multimillonarios a costa de lo que sea.

Más que incorporarse al nivel del desarrollo del centro y norte del país, lo que los istmeños piden a gritos es un lugar seguro para vivir, ropa seca y comida caliente, escuelas para sus hijos y trabajo para sus familias.

Da la impresión de que Peña Nieto, llegó ya al límite de su insensibilidad porque aún no termina por definir su proyecto para apoyar de fondo y a mediano plazo por lo menos, a miles de afectados por huracanes y terremotos, de distintas entidades del país, pues solamente habla y anuncia que se requerirán al menos 37 mil millones de pesos, para la reconstrucción, entonces como que se apresuró a dar inicio a su ambicioso proyectos de la ZEE.

El establecimiento de la Zona Económica Especial, para Oaxaca, puede a largo plazo tener resultados importantes, específicamente para la región del Istmo, pero insistimos, ahora lo urgente, lo insoslayable es la reconstrucción, la cual permita a miles de familias de la zona, ir paulatinamente recobrando su ritmo de vida.

Gerardo Gutiérrez Candiani, quien, como premio de consolación por no haber roto la disciplina, cuando no fue designado candidato del PRI, al gobierno del estado, fue nombrado por Peña Nieto, como el titular de la autoridad federal para el desarrollo de las Zonas Económicas Especiales (ZEE), para no aparentar que se quedaba cruzado de brazos, ante la exclusión de Oaxaca, -al menos por ahora de la ZEE- buscó justificar el hecho y aseguró que nuestra entidad, está considerada  en un segundo paquete que está previsto se inicie en noviembre.

“Ese es el segundo paquete que seguramente de aquí a noviembre lo vamos a tener preparado, pero Oaxaca va muy bien, fue un tema circunstancial por el que no salió en esta primera etapa, pero la realidad es que hemos tenido con el gobierno de Oaxaca y todos los gobiernos, una comunicación permanente y una visión compartida de lo que son las zonas y los beneficios de las mismas”,

Gutiérrez Candiani quien también parece no estar enterado que en el istmo se viven horas y días, de una inmensa tragedia, en ningún momento hizo referencia a este inocultable hecho y se limitó a decir que la no inclusión, aunque sea momentánea de Oaxaca, del corredor de la ZEE, “fue un tema circunstancial”.

De todas maneras, los hombres de negocios y empresarios, quienes también aprovechan cualquier circunstancia para hacer montones de dinero, confiaron que Oaxaca ingrese en la segunda etapa, o el segundo bloque del proyecto de Zonas Económicas Especiales (ZEE), por haber quedado Oaxaca, fuera del primer paquete anunciado por el presidente de la República, Enrique Peña Nieto.

Como decíamos, el pasado jueves el mandatario federal firmó los tres primeros decretos de declaratoria de Zonas Económicas Especiales (ZEE), correspondientes a Puerto Chiapas, Chiapas; Coatzacoalcos, Veracruz, y Lázaro Cárdenas-La Unión, Michoacán y Guerrero.

En medio de la algarabía que ello significó para los hombres del dinero el dirigente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) en Oaxaca, Raúl Ruiz Robles, alertó sobre la problemática de la entidad en rubros de falta de certeza jurídica en la región del Istmo de Tehuantepec y el desconocimiento del paquete de incentivos.

No obstante, expuso que “la exclusión del estado de Oaxaca, de este primer paquete no es un mensaje positivo”.

Y urgió a que la federación se pronuncie respecto al tiempo que deberá esperar el Istmo de Tehuantepec, para ingresar en el esquema de incentivos fiscales especiales, frente a la parálisis económica causada por el terremoto de 8.2 grados ocurrido el pasado 7 de septiembre.

Comentó que Yucatán ya está al 100 por ciento y donde se está terminando el corredor energético tanto de Tabasco y Campeche, mismos que son compromisos por el presidente.

En tanto reveló que la entidad tiene un avance del 90 % y se encuentran muy avanzados esquemas de inversión.

A su vez, el dirigente de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra) en Oaxaca, Carlos Guzmán Gardeazabal, confió en que a más tardar el próximo año el polígono de Salina Cruz cuente con la declaratoria de ZEE.

“La Zona Económica Especial que habrá de decretarse en la entidad avanza despacio, pero existe certidumbre respecto a su instalación y éxito”, sostuvo. Consideró que los afiliados a la Cámara tendrían la posibilidad de ser prestadores de servicios para las grandes empresas que lleguen a instalarse en la Zona Económica Especial del Istmo de Tehuantepec.

Para las primeras zonas se comprometieron inversiones del sector privado de por lo menos 5,300 millones de dólares, precisó, que corresponden a 50 de 250 empresas que llegarán para generar más de 12,000 empleos en los próximos tres años.

Entre los beneficios de los polígonos, se contemplan además créditos fiscales, un régimen aduanero especial y un marco regulatorio ágil, así como apoyos estatales y municipales.

Verdaderamente quien sabe cómo piensan los artífices de las Zonas Económicas Especiales, concretar este proyecto en Oaxaca, particularmente en la zona del istmo donde por costumbre o tradición se oponen a todo y más ahora que su actividad económica está prácticamente

paralizada, siguen los movimientos telúricos, llueve a cantaros, las y los habitantes de los municipios más afectados prácticamente viven en la calle.

Ante una realidad de esta magnitud, los pobladores seguramente prefieren los ayuden a vivir de otra manera, antes de formar parte de las ZEE, proyecto que por cierto a nivel nacional e internacional, se complicó en su instrumentación, cuando el demente Donald Trump, presidente de Estados Unidos, al poco tiempo de instalarse en la Casa Blanca, ordenó que su país, saliera del plan de las ZEE.

Cae una más, siguen goleando los “Yupis”

Sin explicación de fondo, con mucha discreción y sin confirmación oficial, trascendió esta semana, que Martha Alicia Escamilla León, súbitamente abandono la dirección general del Registro Civil.

Al poco tiempo de circular el rumor, la propia ex diputada y empresaria del transporte, anunció en su cuenta de twiter que había dejado el cargo de titular del RC y que se incorporaba al equipo cercano del gobernador Alejandro Murat, “para seguir sirviendo al pueblo y gobierno de Oaxaca”.

Bien a bien, la única que sabe porque dejó tan rentable posición de directora del Registro Civil, es solo la propia Marta Alicia, porque nadie puede creer que ella haya tomado por su cuenta la decisión. Algo muy delicado debe haber ocurrido para que enviaran a la ex diputada en la LXII legislatura, a la calle.

Bueno es un decir, porque a menos de 24 horas, la ex titular del Registro Civil fue designada por el gobernador Alejandro Murat Hinojosa, como subsecretaria de Inclusión Social de la Secretaría de Desarrollo Social y Humano (Sedesoh) del gobierno del estado.

La salida de Escamilla León del Registro Civil provocó otros cambios en el equipo de gobierno.

Aunque de manera oficial, no se habían confirmado las nuevas designaciones como efecto del reacomodo, se sabe que Francisco Ángel Maldonado Martínez que ocupaba el cargo de Coordinador de Giras y Protocolo del mandatario oaxaqueño, sustituirá a Escamilla León en el Registro Civil.

En lugar del nuevo director general del RC, los rumores apuntan que el nuevo Coordinador de Giras y Protocolo será Mauricio Olmedo Romero.

De Olmedo Romero, lo que se sabe es que, durante varios años, ha sido ayudante del chilango-michoacano, Benjamín Robles Montoya, cuando éste era el poder tras el trono en los primeros años de gobierno de Gabino Cué Monteagudo.

Robles Montoya que entonces aprovechaba su posición en el gobierno de la fallida coalición, para dedicarse a hacer negocios al por mayor, utilizaba a Olmedo Romero, como contratista, de ahí que de la noche a la mañana, Mauricio Olmedo Romero, se fue convirtiendo con la protección del Cara Sucia, en próspero empresario constructor, lo cual no impedía que siguiera cargándole las maletas a su protector, el chilango-michoacano.

Ahora dicen podría ocupar esa importante posición de coordinador de Giras y Protocolo del Ejecutivo Estatal, aunque aún no hay nada confirmado.

Leave a Comment