El Patíbulo

images (1)

Por Alberto Unda

 

Son malos para trabajar, pero buenos para gastar y enredar las cosas

Nomás son 3 pero cobran y gastan como si fueran un regimiento.

“Los 3 fantásticos magistrados” del Tribunal Estatal Electoral del estado que cuando los llaman responden a los nombres de: Miguel Ángel Carballido Díaz, quien ocupa el cargo de presidente del organismo, y dos más: Víctor Manuel Jiménez Viloria, y Raymundo Wilfrido López Vázquez, quien en febrero fue removido por presuntos manejos poco claros del millonario presupuesto del TEEO, son pésimos para resolver las controversias que son materia de su trabajo, pero se dan vuelo gastando miles de pesos en cosas inútiles y/o superfluas.

De los tres no se hace uno, como dice el refrán, ah, pero si de gastar se trata, nada los limita, solo en comprar “toallitas”, gastaron 7 mil 500 pesos, e “invirtieron” en un edificio que no es propiedad del tribunal, 100 mil pesos en portones, inmueble que tuvieron que dejar porque con los temblores, del 7 y el 19 de septiembre, el local se dañó y como ya no lo consideran seguro, los magistrados se mudaron de sede.

Los mencionados magistrados del Tribunal Electoral de Oaxaca TEEO, nos han tenido empacho es despacharse con la cuchara grande sin impórtales el incurrir y excederse en lujos y gastos insospechados. Solamente a finales de año pasado compraron 100 kilos de café y al menos 6 “paños” cuyo costo unitario superó los mil pesos.

En documentado reportaje que profusamente circuló esta semana, fue evidenciado que los H. magistrados aprobaron el pago de 19, mil 710pesos con 54 centavos, solo por concepto de 100 kilos de “café milenario” y 7mil 500 peso, más por la adquisición de 6 paños.

A ello hay que sumarle otro gasto: en el mes de septiembre de 2016 pagaron a la inmobiliaria “Yamelia S.A de C.V” la cantidad de 109 mil 800 pesos por concepto de trabajos en un par de portones de las oficinas que ocupaban los magistrados hasta antes de los sismos.

La factura 459 del 21 de diciembre de 2016, emitida por la “Comercializadora Creel S.A de C.V”, con domicilio fiscal en la calle Palmeras 814, en la Col. Reforma, documenta también que los magistrados del Tribunal adquirieron platos de melamina, timbres inalámbricos y vasos térmicos.

Asimismo, adquirieron unas tollas cuyo costo unitario fue de 1 mil 250 pesos con 40 centavos.

En la misma factura se detalla que el TEEO también adquirió una “báscula digital para equipaje” con un costo de los 560.00 pesos, adicional a ese gasto, la administración del Tribunal también

compró nueve piezas de luces led por las que pagaron un importe de 3 mil 926 pesos con 25 centavos y tres árboles navideños que costaron al erario 6 mil 961, pesos con 26 centavos.

De acuerdo con la factura número A438, fechada el 13 de septiembre de 2016 y emitida por la inmobiliaria “Yamelia Soluciones” los magistrados gastaron en la colocación de una “reja en el acceso peatonal” la cantidad de 21, 089.61 pesos, para las oficinas ubicadas en la calle de privada de Emiliano Zapata número 108 en la Col. Reforma.

Pero, esos no fueron los únicos trabajos de remodelación que hizo la administración del TEEO con cargo presupuesto oficial, también colocaron dos portones en el acceso vehicular en la otra oficina del TEEO, en donde el importe ascendió a los 73, 565.56 pesos.

A un año de ese oneroso gasto, los sismos ocurridos en septiembre del presente año, “obligaron” a los magistrados a cambiar de lugar sus oficinas.

ES probable que, en las nuevas, incurran también en desmedidos como onerosos e inútiles gastos. Total, el dinero no es suyo.

Al parecer los sismos, no dañaron únicamente las instalaciones del TEEO, porque “Los 3 fantásticos”, siguen complicando el panorama político del estado.

A casi un año y medio de la celebración del proceso electoral, que sirvió para elegir gobernador, presidentes municipales y diputados, después de dos elecciones y a nueve meses de iniciadas las administraciones municipales, se les ocurre, volver a declarar nulas las elecciones extraordinarias en Santa María Xadani.

Con la lentitud o falta de empeño con la que actúan “los 3 fantásticos”, y al paso que van, para cuando se inicie el nuevo trienio, tal vez sea posible que las y los ciudadanos de Santa María Xadani, puedan contar finalmente con sus autoridades municipales.

Lo delicado en este asunto, es que “Los 3 fantásticos”, con absoluta irresponsabilidad, parecen ignorar que esa comunidad ubicada en la región del istmo de Tehuantepec resultó severamente dañada con el sismo del 7 de septiembre y quedó rematada con los sismos posteriores, de hecho, en esa zona, no ha dejado de temblar.

Cientos de viviendas quedaron en ruinas, hay un número indeterminado de damnificados, los habitantes de Xadani, viven en la calle o en improvisados refugios, no tienen trabajo, andan a las vueltas para recibir la ayuda oficial, y encima ha llovido a raudales.

Con un panorama tan desolador, de dónde habrán sacado “Los 3 fantásticos”, la peregrina idea de que las y los habitantes, tienen humor y recursos para andar pensando en ooootra elección.

A los insensibles e ineptos “magistrados” así como malgastan miles de pesos en adquirir 100 kilos de café, se les hace muy fácil, obligar con sus “sesudas decisiones”, a que los de Xadani, para contar una autoridad municipal que por lo menos gestione, auxilio y apoyo para sus múltiples necesidades, deban ir a ooootra campaña política y a una segunda elección extraordinaria.

Con un guion confeccionado y ajustado a un derecho simplón, los del TEEO, citaron artículos, dizque se dieron cuenta de que hubo violencia e irregularidades como financiamiento indebido, para justificar su decisión de anular las elecciones extraordinarias.

En su resolutivo dijeron, por ejemplo: “Los partidos políticos que contendieron tenían el deber de cuidar que sus candidatos ajustaran su actuar, a los artículos 50, 51 y 53, de la Ley General de Partidos Políticos, la cual establece la forma en que los institutos políticos recibieron financiamiento, y determina quienes no pueden realizar aportaciones o donativos, en el que se encuentra el ayuntamiento”.

Lo curioso del asunto es que la nueva demanda de nulidad de la última elección, la promovieron solo el PRI y su socio el PVEM, y claro la anulación afecta a un candidato opositor, proveniente de las filas del Partido Renovación Social.

Se entiende que pudo más el corazón priista que “Los 3 fantásticos”, llevan dentro que la pretendida, violación a los principios de equidad, certeza y legalidad.

Para aparentar la mayor legalidad en su arbitraria decisión los del TEEO, ordenaron al Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana de Oaxaca (IEEPCO), convocar a una nueva elección y al gobernador del estado, Alejandro Murat a que mientras ese procedimiento se concreta, nombre a un administrador municipal.

A ver quién es el guapo que acepta o es designado como administrador para un municipio, que vive la tragedia de fenómenos naturales y que esperan ayudar y poder un día, levantar sus viviendas, y conseguir trabajo, para lo cual, lo que menos importe es tener o no presidente municipal.

Para los partidos y sus dirigentes, la función debe continuar por eso les preocupa más el proceso electoral federal del 2018

Aunque la emergencia, el sufrimiento, la crisis y el dolor que se vive en diversas entidades del país, incluyendo la capital de la República, aún no termina, los partidos y sus dirigentes que tan poca sensibilidad, y solidaridad demostraron ante la tragedia provocada por sismos e inundaciones, ya le dieron vuelta a la página y por los tiempos oficiales, han entrado de lleno en la actividad electoral.

El PRI realizó en la semana que concluye, una sesión extraordinaria, durante la cual, lo más claro que resolvieron fue la incorporación de Enrique Peña Nieto, como miembro del Consejo Político Nacional.

Claro para taparle el ojo al macho, incorporaron a otros personajes, entre ellos, al defenestrado ex dirigente tricolor, Manlio Fabio Beltrones, al cual más vale tenerlo cerca, para saber qué hace.

Por el lado del blanquiazul, finalmente se concretó la salida de después de “33 años ininterrumpidos” de militancia de Margarita Zavala Gómez del Campo, quien por cierto en todo este lapso, jamás protesto por decisiones unilaterales, autoritarias o antidemocráticas, menos cuando una de esas favoreció a su esposo Felipe Calderón Hinojosa para convertirlo en candidato a la presidencia de la República.

Los del Sol Azteca, recibieron duro palo de parte de los muy exquisitos integrantes del Instituto Nacional Electoral, quienes en una sesión por demás extraña y al parecer fuera de lugar, determinaron que Alejandra Barrales, no puede seguir al frente del CEN del PRD y en plena efervescencia política, los negro-amarillos, tendrán que elegir un nuevo Comité Ejecutivo Nacional.

En el ámbito tricolor cada día se percibe con mayor claridad que el dedo presidencial de Peña Nieto, “destapara” a José Antonio Meade Kuribreña, aun titular de la SHyCP, como candidato del PRI a la presidencia de la República, con lo cual Miguel Ángel Osorio Chong, secretario de Gobernación y quien por años fue considerado como el seguro abanderado del Revolucionario Institucional, se quedará con las ganas.

En medio de ese panorama, hay dos oaxaqueños, Francisco Martínez Neri y José Antonio Estefan Garfias, actuales diputados federales, que se creen con derecho y méritos suficientes para ser nominados candidatos al Senado de la República y están más que apuntados.

Del lado del Revolucionario Institucional, aparece muy perfilado, para el senado, el director de Liconsa, Héctor Pablo Ramírez Puga, se entiende que las diferencias que tenía con el gobernador Alejandro Murat Hinojosa se han ido subsanando, sobre todo en la etapa de emergencia posterior a los sismos de septiembre.

Ramírez Puga ha acompañado en incontables ocasiones al mandatario oaxaqueño a las zonas afectadas por temblores e inundaciones y aunque en los hechos ha cumplido con su trabajo, el gobernador reconoce el apoyo del todavía funcionario federal. Otra que está muy apuntada para cambiar su curul federal, por un cómodo escaño senatorial, es Mariana Benítez Tiburcio, aunque no ha tenido propiamente dicho un destacado papel como legisladora, tiene trayectoria en la administración pública federal, lo cual puede contar en su favor en el ánimo del que decide.

Muy perfilado sobre todo por su cercanía, afecto y por atender las responsabilidades que le ha asignado el gobernador Murat, es Raúl Bolaños Cacho Cué, secretario de Desarrollo Social y Humano, quien podría cambiar dicho cargo, por un escaño en el Senado de la República.

Con estos prospectos, el gobernador Murat Hinojosa, de paso demuestra madurez política, porque ha abierto el abanico de prospectos, aun cuando algunos, no sean caballos de su cuadra, pues su interés principal, es que el PRI, postule para la elección del 2018, a candidatos realmente ganadores.

Un tricolor que se ha lanzado como el borras, por la libre, porque según él tiene experiencia, capacidad y méritos suficientes para brincar de simple diputado local, al Senado de la República, es: Samuel Gurrión Matías. Se lanzó por su cuenta y con eso prácticamente quedó fuera de la jugada.

Salió respondón y terco y Carlos Altamirano se ampara para que no lo quiten como titular de la ASE

Vaya que salió respondón, el aún titular de la Auditoría Superior del Estado (ASE), Carlos Altamirano Toledo, pues presentó una demanda de amparo contra actos que considero inconstitucionales por parte de la LXIII Legislatura del congreso del estado, hechos cometidos en su contra, al relevarlo del cargo, pues asegura el propio congreso, le concedió la titularidad de la ASE por 7 años, los cuales se cumplen hasta mediados del 2018.

En la demanda, presentada ante el Juzgado Décimo primero de Distrito del Estado de Oaxaca, señala como autoridad responsable al Pleno del Congreso Local, con el argumento de que es inconstitucional relevarlo del cargo como lo pretenden los legisladores.

Altamirano Toledo, entró como Auditor durante el ejercicio de la LXII legislatura y para impedir que los de la LXIII, lo pongan de patitas en la calle, demando la protección de la justicia federal.

El acto reclamado se centra en la reforma a los artículos 59 fracciones XXII, XXII, XXVII, 65 BIS de la Constitución Política del Estado, mediante los cuales, el congreso local aprobó la desaparición de la ASE para crear un nuevo Órgano Superior de Fiscalización del Estado de Oaxaca, que dijeron los “insultantemente bien pagados” diputadas y diputados, debe estar acorde, a las exigencias del Sistema Estatal Anticorrupción.

La creación del nuevo órgano implica el cambio del modelo de integración, por lo cual el Auditor y Subauditores deberán reemplazados por otros funcionarios tal como lo establece la nueva normatividad.

Claro que esto no le gusto a Altamirano Toledo, a quien no le sirvió que su sobrino, el ex priista -como el propio auditor en capilla- Karol Altamirano, ahora perredista, hiciera hasta lo imposible por defenderlo.

Carlos Altamirano, con el acto reclamado, parece olvidar las “reglas no escritas” de la política a la mexicana, pues en balde fue el administrador de la Casa Presidencial, conocida como Los Pinos, cuando Carlos Salinas de Gortari, fue Presidente de la Republica, y sabe o debería saber, que cuando el patrón, que les da tal o cual cargo, administrativo, termina su encargo, los nombrados por el saliente, también deben irse con él.

De acuerdo con una filtración de la coordinadora del grupo parlamentario tricolor, Nieves García Fernández, el depuesto funcionario, exigió para irse sin hacerla de tos, exige el pago completo de salarios y prestaciones de lo que falta del presente año y lo correspondiente a todo el 2018.

Más aun dio a conocer que por medio del diputado del PRI, Gustavo Marín Antonio, integrante de la Comisión de Vigilancia del Congreso, Carlos Altamirano Toledo, buscó negociar su “pago de marcha”. Como no le hicieron caso, interpuso una querella ante tribunales federales.

En resumen, el aun titular de la ASE, no se resigna a vivir fuera del presupuesto y tampoco quiere abandonar su sitio de confort, aunque reiteradamente haya sido señalado como un funcionario poco apegado a la legalidad, pues a funcionarios y presidentes municipales a quienes se entiende, debió poner a disposición de las autoridades competentes, por presuntos malos manejos e irregularidades, en lugar de ello, se dedicó a solaparlos.

En consecuencia, andan de arriba abajo, de viaje en viaje y luciendo su riqueza mal habida, muchos pájaros de cuenta, quienes si Carlos Altamirano, hubiera hecho honor a su cargo de auditor, deberían estar calentado tabique en el reclusorio de su preferencia.

Le sigue faltando a la sociedad oaxaqueña, una verdadera cultura de protección civil

Pues nada porque a pesar de que, de hecho, en la entidad, no ha dejado de temblar desde el pasado 7 de septiembre, la sociedad oaxaqueña tal parece no haber aprendido las duras lecciones de la tragedia que muchos viven después de los sismos.

Sigue haciendo falta un mayor apego a una real cultura de la protección civil que por lo menos coadyuve para tener por lo menos una orientación clara de qué hacer durante y después de un sismo. Esto no puede ser solo obra de las autoridades del ramo, sino una responsabilidad compartida de padres, hijos, empleados, funcionarios, amas de casa, trabajadores, la sociedad en su conjunto, sobre todo si somos capaces de valorar que nuestra entidad, es por naturaleza zona de alta sismicidad.

Nos parece que Heliodoro Díaz Escárraga, “el aprendiz” -igual que Luis Videgaray- que está al frente de la Coordinación Estatal de Protección Civil de Oaxaca (CEPCO), tiene una buena oportunidad de hacer un trabajo que puede ser muy favorable para tener incluso el reconocimiento de padres y madres de familia.

Resulta que ante la devastación educativa provocada por los maestros-guerrilleros del Cártel 22, quienes, durante 35 años, proliferaron y se reprodujeron como conejos, cientos de casas o viviendas que de la noche a la mañana, sus dueños convirtieron en planteles educativos, como alternativa para que los padres de familia, tuvieran lugares donde sus hijos, recibieran clases de manera regular.

El mayor número de estos establecimientos, de manera por demás irregular y con la complicidad de auditores y supervisores del viejo y nuevo IEEPO, proliferaron por todos los rumbos de la capital y de igual manera en los municipios más poblados del estado.

Esto quiere decir que muchos de estos centros privados donde se imparte instrucción del nivel preescolar, primaria, secundaria, incluso de preparatoria, no fueron construidos específicamente para servir como escuelas, sino para vivienda.

Salvo contadas excepciones, la mayoría de estos establecimientos por lo menos a simple vista, no cumplen con las condiciones mínimas de seguridad que deben tener las escuelas, por lo que se observa, ni salidas de emergencia tienen,

Así que “el aprendiz” del tema de protección civil, Helidoro Díaz, tiene ante sí una buena oportunidad de trascender en el cargo que en el momento más inoportuno para él, le fue conferido y antes de que en Oaxaca, se repita otra tragedia como la que dolorosamente vivieron y sufren los familiares de niñas, niños y empleados del jardín de Niños, Enrique Rébsamen del Distrito Federal.

Leave a Comment