México está catalogado entre los tres peores países en lo que va de 2017, debido a la violencia

 EJERCITO

  • Debido a la ola de violencia, sigue el alto riesgo de alcanzar el estatus de Estado en peligro

México está catalogado entre los tres peores países en lo que va de 2017, debido a la violencia. De 2010 a 2016 había registrado una puntuación alta de 76.1 en 2010 y mejorado en más de cinco puntos a 70.4 en 2016, “lo que significa que la puntuación de 2017 va en contra de la tendencia a largo plazo”, que venía presentando.

Así lo señala el Índice de Estados Frágiles, del Fondo Para la Paz, al explicar que México “fue un objetivo constante de desprecio en una campaña presidencial muy cargada de EU y también fue el país más afectado (en el índice) desde 2016”.

Señala el índice que gran parte de la presión adicional “ha sido impulsada por un aumento de la violencia”. Sin embargo, los más elevados índices en la materia corresponden a 2012.

México sigue en alto riesgo de alcanzar el estatus de Estado Fallido. En 2017 está catalogado como “Estado en peligro”, de acuerdo al Fondo para la Paz.

En el índice de Fragilidad de los estados, dado a conocer ayer, nuestro país aparece en el sitio número 88 de 178 países, con una calificación de 74.3, a un lado de Etiopía y Turquía.

Los tres países tienen las calificaciones siguientes: Etiopía +3.9; México, +3.9; y Turquía, +3.5. Le siguen Brasil con +2.9 y Sudáfrica con +2.4.

George Lehner, autor del análisis sobre nuestro país, para el mencionado Fondo, advierte que si México se mueve hacia la izquierda en el proceso electoral de 2018 “sin duda se colocará en un camino de colisión con los EU.”

Considera, al principio de su planteamiento, lo difícil que ha sido este año para México, que ha soportado “el peso de la retórica política combativa desde el norte de la frontera, el país también ha resistido los desafíos económicos y políticos, así como un repunte de la violencia. Las primeras semanas de 2017 fueron testigos de protestas generalizadas en todo México, una señal de que los problemas que han azotado a este país durante varios años continúan, una manifestación de las presiones que vieron a México atado como el país que más empeoró en el Índice de Estados Frágiles 2017 FSI)”.

Resalta, el analista que en 10 de los 12 indicadores de solidez financiera, nuestro país mostró un descenso, al mover su puntaje total en 3,9 puntos, lo que considera como “un cambio significativo con respecto al año anterior”.

Pero a su juicio “México empeoró en los indicadores de Aparato de Seguridad, Desaceleración Económica, Refugiados e IDP’s, y Grupo de Quejas”. Pero dice además que si bien la economía siguió creciendo levemente, “la perspectiva económica general en México, y su capacidad de sostener un progreso económico significativo, fue empañada por la duda. Esto se debió en gran medida a la fluctuación de los precios del petróleo y a la incertidumbre del impacto de las elecciones estadunidenses en las relaciones entre Estados Unidos y México”.

En el análisis denominado “México más Empeorado en 2017: Tan Lejos de Dios, tan Cerca de los Estados Unidos”, Lehner apunta:

“Más inquietante que el desempeño económico de México, sin embargo, fue la corrupción generalizada y brotes de delitos violentos que han seguido plagando el país sin ningún signo real de reducción. En 2016, en todo el país decenas de funcionarios locales fueron amenazados o asesinados; durante las elecciones parlamentarias de mediano plazo, siete candidatos fueron asesinados y muchos más abandonaron, citando amenazas a su seguridad si seguían en la carrera. La fuente de la violencia, a veces perpetuada por los cárteles penales o atribuida a las fuerzas de seguridad pública que actúan con impunidad, contribuye a socavar la confianza en el imperio de la ley y la percepción de la seguridad personal. Esto se refleja en las puntuaciones de los indicadores FSI descendentes para los indicadores de quejas de grupo”.

Hace notar que, si nuestro país es capaz de abordar estos problemas que calificó de “sistémicos”, lo más probable es que siga siendo una pregunta abierta por lo menos hasta la próxima elección presidencial programada para 2018.

“El presidente Enrique Peña Nieto está limitado a un mandato, y ya el jockey del año electoral está en marcha. Es probable que México se enfrente a una dura elección cuando vota en las próximas elecciones, ya sea para avanzar más a la izquierda, para deshacer algunas de las estrategias pro-mercado y pro-crecimiento emprendidas por Nieto o para seguir con una política más dura y anticorrupción pro-crecimiento, pro-programa de comercio. Un movimiento a la izquierda sin duda colocará a México en un camino de colisión con los EU. y el actual incumbente (correspondiente), aumentando la incertidumbre económica para la próxima administración mexicana. México ya está viendo un impacto económico significativo, en gran parte atribuido a los resultados de las elecciones estadunidenses, ya que el peso ha caído a nuevos y dramáticos mínimos frente al dólar en los últimos meses”.

No obstante que nuestra nación está catalogada como “el país más deteriorado en 2017”, expone George Lehner, todavía está por ver si esto forma parte de una tendencia a largo plazo más
preocupante.

“Después de todo, hasta ahora, México había mejorado en la última década. Aunque México tiene claramente desafíos internos, las relaciones de Estados Unidos con México probablemente tendrán un fuerte impacto en su dirección hacia el futuro a corto plazo, o como expresó una vez el exlíder mexicano Porfirio Díaz: “El pobre México, tan lejos de Dios Y tan cerca de los Estados Unidos”.

EL SOL DE MÉXICO

Leave a Comment